ag. 27 2016

Retratos de personalidades anarquistas reconocidas

Os dejamos el link a esta página donde se publican 36 retratos de personalidades de pensamiento libertario reconocidas a lo largo de la historia. Autoría: Clifford Harper para Freedom Press

Us deixem el link a aquesta pàgina on es publiquen 36 retrats de personalitats de pensament llibertari reconegudes al llarg de la història. Autoria: Clifford Harper per a Freedom Press.

 

Zapata


ag. 24 2016

Tokata Y Fuga 20-VIII-2016. Las Torturas De Herrera De La Mancha En El 79 Y El Prototipo De La Máquina Carcelaria Actual

Descripción de Tokata Y Fuga 20-VIII-2016. Las Torturas De Herrera De La Mancha En El 79 Y El Prototipo De La Máquina Carcelaria Actual

https://www.ivoox.com/tokata-y-fuga-20-viii-2016-las-torturas-de-herrera-audios-mp3_rf_12607593_1.html

 

4591470818543_MD


ag. 24 2016

Grecia. Detenidos compañeros prófugos Kostas Sakkas y Marios Seisidis

REJI_NEWEl 5 de agosto del 2016 son detenidos en Esparta los compañeros prófugos Kostas Sakkas y Marios Seisidis, siendo fuertemente golpeados y torturados al negarse a dar sus huellas dactilares y ser fotografiados.

Kostas se encontraba prófugo hace un par de años acusado de formar parte de la Conspiración de Células del Fuego, acusación desmentida por el y por lxs propixs compas de la organización, mientras que Marios Seisidis llevaba más de 20 años en clandestinidad acusado de formar parte de los “Ladrones de negro”. El gobierno había ofrecido una recompensa de 600000 € por su cabeza, es en este mismo caso que el resto de compañeros prófugos fueron detenidos siendo absuelto de los cargos (Simos Seisidis y Grigoris Tsironis), mismo caso en donde fue condenado el reconocido compañero anarquistaGiannis Dimitrakis el 2006 (condenado tras ser herido en un asalto a banco, actualmente en la calle)

Font: Publicación Refractario  publicat el 17 d’agost de 2016


ag. 24 2016

Las cárceles sirias esconden crímenes de lesa humanidad en medio de la guerra

Amnistía Internacional estima que cada mes mueren 300 presos por torturas y malos tratos

Rescate de una víctima de un ataque aéreo en Idlib, al norte de Siria.

“En los calabozos, las torturas eran para hacernos confesar. En Saydnaya parecía que la finalidad era alguna forma de selección natural para librarse de los más débiles”, relata Omar S., antiguo preso de la oposición en la cárcel más siniestra del régimen sirio. Su testimonio, junto con el de otros 64 exreclusos, es el núcleo de una investigación de Amnistía Internacional (AI) que documenta “crímenes de lesa humanidad” cometidos por las fuerzas gubernamentales.

Aparentemente ocultos en medio del horror de más de cinco años de guerra, las violaciones de los derechos humanos en los penales emergen ahora en el informe ‘Rompe al ser humano’. Tortura, enfermedad y muerte en las prisiones de Siria,que da voz a prisioneros excarcelados. Describen el infierno en el que se han convertido los calabozos de los servicios de seguridad y las prisiones del Gobierno del presidente Bachar el Asad, donde era habitual la llamada “fiesta de bienvenida” con una paliza de los carceleros. “Nos trataban como animales. Nunca imaginé que la humanidad pudiera caer tan bajo, no tenían ningún problema en matarnos allí mismo”, recuerda Samer, un abogado de Hama, en el centro del país. Las mujeres también sufrían violaciones y agresiones sexuales, como corroboran algunas de las 11 antiguas presas entrevistadas.

El hacinamiento en celdas repletas donde se duerme agachados y por turnos, la falta de comida, las plagas de piojos y sarna, la ausencia total de atención médica, sumados a los malos tratos sistemáticos, conforman una combinación letal en las cárceles sirias. “Intentaban acabar con nosotros”, rememora Jalal.

En los calabozos de los servicios de inteligencia militar en Damasco murieron siete personas por asfixia después de que dejara de funcionar durante una noche el sistema de ventilación. “Empezaron a darnos patadas para ver quién estaba vivo y quién no. A mí y a otro superviviente nos despertaron”, refiere Ziad. “Entonces me di cuenta de que había dormido junto a siete cadáveres. En el pasillo había más cuerpos, alrededor de 25”.

“El catálogo de relatos de horror contenidos en este informe describe con espanto los terribles abusos sufridos. Esta experiencia es con frecuencia mortal”, asegura en un comunicado Philip Luther, director para Oriente Próximo de la organización humanitaria.

Justicia internacional

Luther reclama que se lleve ante la justicia internacional a los responsables de los crímenes contra la humanidad, que quedan impunes por el veto de Rusia, aliado del régimen de Damasco, en el Consejo de Seguridad de la ONU. Amnistía Internacional ha recurrido a las proyecciones estadísticas del Grupo de Análisis de Datos de Derechos Humanos para estimar en 17.723 los casos de prisioneros muertos bajo custodia entre marzo de 2011, cuando estalló el conflicto en Siria, y diciembre de 2015, una media de más de 300 fallecidos al mes. El régimen no permitió a la organización el acceso a las prisiones del país.

Los interrogadores de los servicios de inteligencia sirios suelen utilizar varios métodos de tortura para doblegar la voluntad de los detenidos. Uno de ellos es el llamado dulab, que obliga al prisionero a permanecer con el cuerpo contorsionado dentro de un neumático. Otros son el falaqa, azotes en las plantas de los pies, o el shabeh, permanecer colgado de las muñecas mientras se reciben golpes durante horas. El repertorio del terror no parece conocer límites: descargas eléctricas, violencia sexual, uñas arrancadas en pies y manos, cuerpos escaldados con agua hirviendo…

Por lo general, los exdetenidos relatan que no han podido ver a sus familias ni contar con asistencia letrada durante su reclusión. Muchos de ellos permanecieron meses en las mazmorras de los servicios de inteligencia antes de ser trasladados a la cárcel de Saydnaya. Al principio eran internados en celdas subterráneas durante semanas, sin mantas en invierno. Algunos tenían que comer peladuras de naranja y huesos de aceitunas.

Omar S. dijo también a los investigadores de AI que un guardián obligó a dos hombres a desnudarse para que uno violara al otro, amenazándolo de muerte si no lo hacía. Salam, un abogado de Alepo que estuvo encarcelado más de dos años en Saydnaya, evoca la sensación que percibió cuando llegó al siniestro penal: “Había un olor especial a humedad, sangre y sudor. Era el olor de la tortura”.

Font: El País 


ag. 24 2016

Un altre company de Barcelona a la presó pel cas de les expropiacions a bancs a Alemanya [CAT/CAST]

La matinada del passat dimarts 21 de juny el Cos de Mossos d’Esquadra rebentava la porta de casa d’un company anarquista de Barcelona, on vivia amb la seva parella i altres companys de pis. Tots ells van ser despertats encanonats per armes de foc i emmanillats durant hores mentre la policia registrava i saquejava el domicili situat al barri de l’Eixample. Finalment el company va ser detingut i traslladat a Madrid, on l’Audiència Nacional va dictar el seu empresonament preventiu en base a una Ordre Europea de Detenció i Entrega emesa des de la Fiscalia d’Aachen, la qual l’acusa d’haver participat en l’expropiació a la sucursal bancària del Pax Bank ocorreguda el novembre del 2014, la mateixa per la qual es troba empresonada la companya detinguda el 13 d’abril al Carmel. En aquest cas, però, la policia va decidir prescindir de l’escenificació i l’espectacularitat mediàtica que va utilitzar en la operació de l’abril, sense emetre cap nota de premsa ni avisar els mitjans de l’operació.

Segons hem pogut saber, l’ordre de detenció es basa en la suposada coincidència entre un rastre de material genètic trobat al Pax Bank d’Aachen i una mostra d’ADN que els Mossos van prendre al company simulant un control d’alcoholèmia. En aquest fals control, la policia l’hauria fet bufar a l’alcoholímetre i, un cop acabada la prova, s’hauria quedat el bufador de plàstic per a extreure’n el perfil genètic del company a partir de la saliva restant.

Després d’una relativament breu reclusió a la presó madrilenya de Soto del Real, el company va ser traslladat a la presó d’Aachen -estat federal de Nordrhein Westfallen (oest d’Alemanya)- on es troba en situacions similars a la companya detinguda a l’abril: una hora diària de pati, convivència en el mateix mòdul amb altres presoners preventius, unes poques hores de visita al mes, impossibilitat de trucar per telèfon a les seves persones properes, i totes les comunicacions intervingudes. Especialment vulnerant és el format de les visites, que es celebren en presència de dos agents de la unitat policial encarregada de la investigació del cas i una intèrpret jurada que tradueix de forma simultània la conversació, obligant a repetir qualsevol paraula que no s’hagi entès sota l’amenaça d’aturar la visita.

Tanmateix, aquesta no és la primera vegada que el company s’enfronta a les dificultats del càstig i la institucionalització carcerària. El seu empresonament actual es suma a una condemna anterior de més d’una dècada a Portugal -d’on és originari- durant la qual es va destacar per la seva denúncia dels abusos i les violacions dels drets dels presos, participant en vagues de fam, organitzant-se amb altres reclusos per millorar les seves condicions de vida, animant a l’abandonament de les drogues amb les que la institució té sotmesa la població encarcerada i creant personalment una voluminosa biblioteca llibertària amb la que fomentava la conscienciació i la formació política dels presos, donant així continuïtat a l’ofici de llibreter que havia desenvolupat abans d’entrar a la presó. La seva actitud solidària i combativa el va posar repetidament en el punt de mira de la institució i els seus càstigs, sent en darrer terme processat com un dels 25 encausats pel conegut motí de Caixàs.* Un cop al carrer, el company es va traslladar a Barcelona, on se’l podia veure participar sovint als ateneus, les mobilitzacions al carrer i les activitats del moviment llibertari.

Ara afronta, juntament amb la companya detinguda a l’abril, la futura celebració del judici en el qual es jutjarà la seva presumpta participació en l’expropiació bancària del novembre del 2014. Recordem que amb ell ja són tres les persones encausades pel que la policia alemanya descriu com «una sèrie d’atracaments» ocorreguts a Aachenentre 2012 i 2014, incloent la companya holandesa que es troba en llibertat provisional a l’espera del judici que tindrà lloc el proper setembre, on es decidirà si és novament extraditada a Alemanya, on ja va complir varis mesos de presó preventiva acusada d’haver dut a terme una expropació l’any 2013.

Vagi per a elles tota la nostra força i solidaritat, tot el respecte i el recolzament per a qui és perseguit  en nom de l’ordre capitalista i els seus fonaments: l’explotació entre iguals i la submissió de tota la vida, les relacions i els territoris a la lògica cega del benefici, la conversió de diners en més diners, i el lucre d’uns pocs sobre l’empobriment de la resta.

Llibertat per a les acusades d’haver expropiat bancs a Alemanya!

Llibertat per a totes les lluitadores empresonades i perseguides!

 

(*) En aquest motí, succeït al març del 1996, la onada ascendent de lluites protagonitzades pels reclusos de les presons portugueses durant els 90 arribà a un punt culminant i eclosionà en una protesta generalitzada al centre penitenciari de Caixas, un dels més sobrepoblats de Portugal, i on l’incompliment dels drets promulgats després del derrocament de la dictadura era més patent. La protesta, que reclamava poc més que l’aplicació d’aquests drets constitucionals, va ser ofegada a base de salvatges pallisses contra els 180 vaguistes que havien participat de la mobilització.

[CAST]

La madrugada del pasado martes 21 de junio el Cuerpo de Mossos d’Esquadra reventaba la puerta de casa de un compañero anarquista de Barcelona, donde vivía con su pareja y otros compañeros de piso. Todos ellos fueron despertados encañonados por armas de fuego y esposados durante horas mientras la policía registraba y saqueaba el domicilio situado al barrio del Eixample. Finalmente el compañero fue detenido y trasladado a Madrid, donde la Audiencia Nacional dictó su encarcelamiento preventivo en base a una Orden Europea de Detención y Entrega emitida desde la Fiscalía de Aachen, que lo acusa de haber participado en la expropiación de la sucursal bancaria del Pax Bank ocurrida el noviembre del 2014, la misma acción por la cual se encuentra encarcelada la compañera detenida el 13 de abril al Carmel. En este caso, sin embargo, la policía decidió prescindir de la escenificación y la espectacularidad mediática que utilizó en la operación de abril, sin emitir ninguna nota de prensa ni avisar a los media de la operación.

Según hemos podido saber, la orden de detención se basa en la supuesta coincidencia entre un rastro de material genético encontrado en el Pax Bank de Aachen y una muestra de ADN que los Mossos tomaron al compañero simulando un control de alcoholemia. En este falso control, la policía lo habría hecho soplar a la alcoholímetre y, un golpe acabada la prueba, se habría quedado el soplete de plástico para extraer el perfil genético del compañero a partir de la saliva restante.

Después de una relativamente breve reclusión en la prisión madrileña de Soto de Real, el compañero fue trasladado a la prisión de Aachen -estado federal de Nordrhein Westfallen (oeste de Alemania)- donde se encuentra en condiciones similares a la compañera detenida en abril: una hora diaria de patio, convivencia en el mismo módulo con otros prisioneros preventivos, unas pocas horas de visita al mes, imposibilidad de llamar por teléfono a sus personas cercanas, y todas las comunicaciones  intervenidas. Especialmente vulnerante es el formato de las visitas, que se celebran en presencia de dos agentes de la unidad policial encargada de la investigación del caso y una intérprete que traduce la conversación de forma simultánea.

Aun así, esta no es la primera vez que el compañero se enfrenta a las dificultades del castigo y la institucionalización carcelaria. Su encarcelamiento actual se suma a una condena anterior de más de una década en Portugal -de dónde es originario- durante la cual se destacó por su denuncia de los abusos y las violaciones de los derechos de los presos, participando en huelgas de hambre, organizándose con otros reclusos para mejorar sus condiciones de vida, animando al abandono de las drogas con las que la institución tiene sometida la población encarcelada y creando personalmente una voluminosa biblioteca libertaria con la que fomentaba la concienciación y la formación política de los presos, dando así continuidad al oficio de librero que había desarrollado antes de entrar en prisión. Su actitud solidaria y combativa lo puso repetidamente en el punto de mira de la institución y sus castigos, siendo en última instancia procesado como uno de los 25 encausados por el conocido motín de Caixas*. Una vez en la calle, el compañero se trasladó a Barcelona, donde se lo podía ver participar a menudo en los ateneos, las movilizaciones en la calle y las actividades del movimiento libertario.

Ahora afronta, junto con la compañera detenida en abril, la futura celebración del juicio en el cual se juzgará su presunta participación en la expropiación bancaria de noviembre del 2014. Recordamos que con él ya son tres las personas encausadas por lo que la policía alemana describe como una “serie de atracos” ocurridos en Aachenentre 2012 y 2014, incluyendo la compañera holandesa que se encuentra en libertad provisional a la espera del juicio que tendrá lugar el próximo septiembre, cuando se decidirá si es nuevamente extraditada en Alemania, donde ya cumplió varios meses de prisión preventiva acusada de haber llevado a cabo una expropació en 2013.

Vaya para ellas toda nuestra fuerza y solidaridad, todo el respeto y el apoyo para quién es perseguido en nombre de la orden capitalista y sus fundamentos: la explotación entre iguales y la sumisión de toda la vida, las relaciones sociales y los territorios a la lógica ciega del beneficio, la conversión de dinero en más dinero, y el lucro de unos pocos sobre el empobrecimiento del resto.

Libertad para las acusadas de haber expropiado bancos en Alemania!

Libertad para todas las luchadoras encarceladas y perseguidas!

 

(*) En este motín, sucedido en marzo del 1996, la oleada ascendente de luchas protagonizadas por los reclusos de las prisiones portuguesas durante los 90 llegó a un punto culminante y eclosionó en una protesta generalizada al centro penitenciario de Caixas, uno de las más sobrepoblados de Portugal, y donde el incumplimiento de los derechos promulgados tras el derrocamiento de la dictadura era más patente. La protesta, que reclamaba poco más que la aplicación de estos derechos mínimos constitucionales, fue ahogada a base de salvajes palizas contra los 180 huelguistas que habían participado de la movilización

Font: Solidaritat Rebel